Los ‘smartphones’ se han comido a quien los popularizó.

Los últimos años de la década pasada fueron la época dorada de las BlackBerry. Estos aparatos con su teclado característico y que les da nombre porque recuerdan una mora de esbarzer- llevaron por primera vez el correo electrónico al bolsillo de profesionales de todo tipo y se convirtió en un elemento distintivo de los hombres de negocios en el mismo nivel que el maletín o la americana. Y todo gracias a su inventor, Mike Lazaridis, fundador y hasta hace un año consejero delegado de Research in Motion (RIM), la empresa fabricante de las BlackBerry.

zapatillas

Estudiante precoz

Nacido en 1961 en Estambul, sus padres, de origen griego, se trasladaron a Canadá cuando Lazaridis tenía cinco años. Con sólo doce años, la biblioteca de su pueblo, Windsor, le concedió un premio por haberse leído todos los libros de ciencias que había en su catálogo. Comenzó a estudiar ingeniería eléctrica en la universidad de Waterloo, aunque abandonó la carrera justo cuatro meses antes de graduarse.El motivo, un contrato de 460.000 euros del fabricante de coches General Motors por haber ganado un concurso diseñando un componente para sus coches. Sumando a este dinero un préstamo de 11.500 dólares de sus padres y una beca del gobierno, Lazaridis fundó RIM en 1984.

El primer éxito de la compañía, ideado por Lazaridis, fue un lector de códigos de barras para vacunas de películas de 35 mm, que permitió reducir el tiempo de edición de las películas: de varios días a unos 20 minutos. Aparte de un considerable negocio, el invento hizo que la Academia de Hollywood le concediera un Oscar especial en 1999.

Con los beneficios del lector de códigos de barras, RIM se lanzó a la industria de las telecomunicaciones para presentar la primera BlackBerry.

Personas que trabajaban a su lado destacan su dedicación casi obsesiva para convertir aparatos que en aquella época casi no se podían transportar en miniaturas capaces de caber en un móvil. Cuando lo consiguió, las BlackBerry fueron un éxito rotundo y RIM se convirtió en una de las empresas estrella del Nasdaq.

Declive de RIM

En poco tiempo, sin embargo, la popularización de estos aparatos y la aparición del iPhone y Android hicieron perder a BlackBerry gran parte de la cuota de mercado y el caso de RIM ya se estudia en las escuelas de negocios como el que no se debe hacer en el mundo de la tecnología. La fortuna de Lazaridis, que hace un año dimitió como consejero delegado de RIM, también lo ha sufrido: los 2.750 millones de euros que acumulaba en 2008 ahora sólo le quedan alrededor de 270 millones.

Sin embargo, Lazaridis, ha decidido no detener la tarea filantrópica por la que es famoso en Canadá. Admirador confeso de las ciencias y terco como pocos, hace tiempo se propuso convertir la universidad donde estudió en el principal centro de investigación de Canadá y, con el objetivo de tomar el relevo en Silicon Valley como polo de innovación, ha invertido cientos de miles de dólares en centros de investigación en física cuántica.

 

Un estudio sugiere que Apple ralentiza deliberadamente sus iPhones y portátiles justo antes de sacar un modelo nuevo

El trabajo de una estudiante de doctorado de Harvard explora la posibilidad de que la compañía practique la obsolescencia programada
El análisis de Google Trends , que monitoriza las búsquedas específicas que se hacen en Google, no deja lugar a dudas: cada vez que Apple saca al mercado un nuevo modelo de iPhone sube de forma contundente el número de personas que clican “iPhone lento “en el buscador. Los datos animaron Laura Trucco, estudiante de doctorado de la Universidad de Harvard, a estudiar el fenómeno, y el resultado de su investigación parece apuntar hacia la sospecha de que la ralentización no es casual.

La tesis de Trucco es que Apple ralentiza sus iPhones de forma deliberada. En lo que sería un ejemplo de obsolescencia programada, los teléfonos estarían pensados ​​para disminuir de forma notoria su rendimiento. Si se confirma, esto significaría que la compañía produce teléfonos pensados ​​para ser reemplazados por un nuevo modelo.

El estudio compara la búsqueda “iPhone lento” con “Sansung lento” e insinúa que la lentitud de los productos de Apple no puede ser casual. En el caso de Samsung, las búsquedas no están vinculadas a momentos concretos, mientras que en el de Apple siempre tienen puntas coincidiendo con la salida al mercado de nuevos modelos.

En declaraciones al ‘New York Times’ Sendhil Mullainathan , catedrático de economía de Harvard, recuerda que, a diferencia de Samsung, Apple produce no sólo el teléfono sino también el sistema operativo, lo que significa que tiene un control total sobre el producto. Con todo, el catedrático se distancia de las teorías conspirativas y cree que basarse sólo en las búsquedas en Google no hace posible afirmar de forma rotunda que Apple ralentice sus modelos antiguos para vender los nuevos.

Los que hace tiempo que tenemos productos de Apple, los tenemos porque dan una muy buena experiencia de usuario y van bien durante mucho más tiempo que los de otras marcas .. Apple sabe fidelizar como pocas empresas. Encontraría una tontería que ahora hubieran decidido hacer enfadar a los clientes para que los compraran un producto nuevo. En casa todos tenemos iphone desde el 4 hasta el 5S y todos van muy bien en su nivel. Y tengo un iMac de 2006 que aún funciona. No quiera saber dónde están los otros ordenadores que tenía en 2006 y qué prestaciones me darían ahora, y si ni siquiera funcionaran.

Apple gana el juicio contra Samsung, los teléfonos móviles enfrentados.

520157-apple_logo_dec07

Los teléfonos móviles inteligentes de Samsung violaron varias patentes de Apple, según se extrae del veredicto que un jurado popular de California ha hecho público este viernes. El juicio ha acabado dando la razón a Apple sobre la batalla por las patentes, pero el gigante estadounidense recibirá una indemnización bastante más baja que la que reclamaba.

De los 2.200 millones de dólares (1.600 millones de euros) que Apple exigía a su competidor surcoreano, sólo obtendrá 119,6 millones de dólares (86 millones de euros). Esta cantidad, equivalente a poco más del 5% de lo que reclamaba Apple, no perjudica en exceso los intereses y planes de futuro de Samsung, tal como avisaron ya en mejoresmovileschinos.

El tribunal californiano, que ha deliberado durante tres días, ha resuelto que Samsung infringió en todos sus teléfonos dos patentes de Apple, y no cinco como le acusaba la compañía estadounidense. También considera probada una violación de una tercera patente sólo en algunos de sus modelos.

La condena de 86 millones de euros a la surcoreana no le prohíbe seguir fabricando sus modelos de teléfonos inteligentes como hasta ahora ni tampoco le cierra el paso a venderlos en Estados Unidos, que era lo que Apple pretendía diciembre que comenzó el litigio por las patentes en 2011.

Cuando Samsung lanzó su primer modelo de la serie Galaxy en 2009 -dos años después de que el iPhone de Apple hubiera salido a la venta- la cuota de mercado de telefonía móvil en los EE.UU. del gigante surcoreano era inferior al 5% . Sólo cinco años después, en 2014, Samsung controla entre el 25% y el 30% del mercado estadounidense, y se ha erigido como el mayor rival de Apple en este campo.

El principal argumento que Apple ha sostenido durante este juicio es que el gran crecimiento experimentado por Samsung durante los últimos años se debe a las prestaciones en sus modelos de teléfono que copió del iPhone. Esto, asseguera, sacó cuota de mercado a Apple y perjudicó económicamente la empresa.

Samsung se esforzó en relativizar el impacto que estas características tienen sobre la decisión de compra del consumidor, y los abogados de la firma surcoreana dijeron que su ganancia de competitividad ha sido determinado por otros aspectos como el precio, la duración de la batería y el sistema operativo que ofrece.

La victoria de Apple en los juzgados viernes tiene un carácter fundamentalmente simbólico, ya que viene a apuntalar la tesis que sitúa a la compañía como la auténtica revolucionaria de la telefonía móvil de la última década, pero no por ello le reconoce ventajas competitivas respecto a los sus rivales.

“La sentencia de hoy refuerza lo que ya han dicho tribunales de todo el mundo: que Samsung nos robó deliberadamente nuestras ideas y copiar nuestros productos”, indicó poco después de conocer el veredicto la portavoz de Apple Kristin Huguet en un comunicado.